5 tipos de piel y sus características

El mejor cuidado depende de tu tipo de piel, y cada uno tiene sus propias características. Sabías por ejemplo que el 70% de las mujeres en México declaran tener algún tipo de exceso de sebo en su piel facial mientras solamente el 4% declaran tener la piel seca? En este articulo te presentamos toda la información que necesitas para determinar cuál es tu tipo de piel y qué cuidados faciales le corresponden mejor.

Para poder cuidar apropiadamente tu piel, es fundamental saber de qué tipo es. Sabemos que determinarlo no siempre es fácil porque cada piel es un mundo, cambia con el tiempo, e incluso por cuestiones hormonales, de alergias, etc. Sin embargo la piel se puede clasificar el 5 grupos base.

¡Manos a la obra y a descubrir cuál es tu tipo de piel!

Tipo 1- Piel Mixta

Se denomina mixta por ser una combinación de dos tipo de piel: normal-seca y grasa. Este tipo de piel presenta un aspecto brilloso y tiende a desarrollar algunas impurezas, sobre todo en la zona T (frente, nariz y barbilla), sin embargo en la zona de las mejillas tiende a ser entre normal y seca.

Características:

*Brillo grasiento en ciertas partes.

*Mejillas con tendencia a secas.

*Impurezas en la zona T.

Consejos:

*Tu zona T requiere atención especial.

*Utiliza agua tibia en lugar de muy caliente o muy fría.

*Utiliza siempre productos para piel mixta.

Tipo 2- Piel Seca

La piel seca tiene como distintivo carecer de hidratación y lípidos (grasa), como consecuencia es menos elástica, más tirante e incluso tiende a picar. Es sensible a los factores ambientales externos y por lo tanto reacciona irritándose. Es importante utilizar cremas para piel seca, restituyendo así su hidratación y protección natural de tu piel.

Características:

*Tirantes y con tendencia a picar.

*Apariencia áspera y descamada.

*Sensibles a los agentes externos.

Consejos:

*Beber 2 litros de agua al día.

*Utilizar cremas con factor de protección solar para proteger tu piel.

*Elegir productos enriquecidos con aceites naturales para el cuidado de tu piel ayudando a relajarla.

Tipo 3- Piel normal

Es el tipo de piel ideal, suave y firme al tacto. No presenta zonas con ausencia de hidratación ni exceso de grasa. Para mantener su aspecto saludable las pieles normales necesitan también hidratación y protección. Lo mejor que puedes hacer es definir tu rutina de cuidado personal.

Características:

*Suavidad y poros pequeños.

*Buena elasticidad y circulación.

*Tonalidad rosada.

Consejos:

*Cuidados regulares de día y de noche.

*Exfoliar suavemente de una a dos veces por semana.

*Aplicar crema facial con pequeños masajes para mejorar la circulación.

*Agregar a tu rutina una crema especifica para el contorno de ojos, consiguiendo una mirada radiante.

Tipo 4- Piel Grasa

Tiende a producir más sebo del necesario.  Muchas veces su causa puede ser la predisposición genética, estrés y cambios hormonales.  Presenta espinillas, barros, acné o brillo en exceso.

Características:

*Aparición de poros de gran tamaño.

*Brillo predominante de la piel.

*Tendencia a las impurezas

Consejos:

*Utilizar productos anti-bacterianos.

*Enfatizar la limpieza y el cuidado con productos para piel mixta restituyendo el equilibrio natural de tu piel.

Tipo 5- Piel Sensible

La piel sensible es mucho más susceptible a factores externos como lo son el estrés, rayos UV o el aire reseco de la calefacción. Pierde el equilibrio fácilmente, presentando picazón y enrojecimiento, es por eso que necesita cuidados especiales para proporcionar alivio y protección.

Características:

*Sensible a factores externos.

*Pica y tiende a enrojecerse.

*Puede llegar a ser tirante.

Consejos:

*Utilizar una crema que proteja tu piel frente a factores ambientales.

*Secar tu piel con una toalla dando toques suaves, siempre que termines de limpiar tu rostro.

*Evitar los productos con perfumes ya que pueden causar irritación.

*Prestar atención a tu alimentación y evitar los alimentos picantes.

Cada tipo de piel es diferente y como consecuencia tiene necesidades diferentes, esperamos que este post te sea muy útil y según tu tipo de piel apliques la atención y cuidados necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *