TIPOS DE EDAD EN LA PIEL - Dérmacy
piel; farmacia; dermatológica; salud
15764
post-template-default,single,single-post,postid-15764,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

TIPOS DE EDAD EN LA PIEL

TIPOS DE EDAD EN LA PIEL

¿Sabías que existe no uno, sino dos tipos de edad cuando de nuestro cutis se habla?

La edad que todos conocemos, que es la cronológica, es decir, la cantidad real de años que tenemos, que se mide desde nuestro nacimiento, hasta el día de hoy; así como la biológica, que no es tan fácil de medir, pero que es igualmente importante, si no es que más, para la toma de decisiones respecto a nuestra piel.

¿Te has preguntado por qué hay personas que lucen más jóvenes que otras?, si bien tiene mucho que ver la genética de cada individuo, hay rasgos definitivos que siempre relacionamos con la vejez. Por ejemplo, cosas tan evidentes como las arrugas y la flacidez, y otras no tan obvias, como las pecas, manchas, falta de uniformidad en el tono de la piel y apariencia acartonada.

La edad cronológica no la podemos modificar, pero tanto en contra nuestra, como a nuestra favor, la biológica sí.         
No significa que podamos cambiar nuestra piel a nuestro gusto, pero sí podemos hacer mucho para prevenir y apalear estos cambios que vienen con la edad, los cuales la gran mayoría del tiempo vienen relacionados con la exposición solar.

Protector solar. Muy importante, esto ya todos lo sabemos, pero pocos conocemos realmente el alcance que puede tener no usar protector solar; el envejecimiento actínico o solar, es uno de los problemas que conlleva la falta de cuidado contra los rayos UV, así como las quemaduras, manchas e incluso cáncer de piel, que no podrán parecer mucho ahora, incluso podría parecer obtenemos un “buen color” al broncearnos, pero no se trata de estética; el protector solar cuida la salud de nuestra piel.

Cuidado diario. Nuestra rutina de cuidado cutáneo es otro factor sumamente importante para mantener nuestra piel en excelentes condiciones; limpiador facial, exfoliante, tónico, crema/gel  hidratante, un protector solar y, si es posible, un sérum, serán tus aliados para mantener una piel sana para poder recibir mejor las ofensas del medio ambiente.         
Siempre debemos contar con productos aptos para nuestro tipo de piel, pues los ingredientes incorrectos pueden causar un efecto contraproducente.

Productos anti-aging (anti-edad). Los famosísimos productos anti-edad serán nuestros aliados para mantener una apariencia más jovial, pero, ¿Cómo saber cuál producto comprar?            
Hay algunos puntos que debemos tomar en cuenta al momento de elegir nuestros productos anti-edad:

Biotipo cutáneo: También conocido como tipo de piel; ya sea que tengas piel grasa, seca o mixta, esto nos servirá para elegir la textura adecuada. Por ejemplo, no elegiremos una crema muy emoliente o “pesada” para una piel grasa, pues podrá resultar molesta.

Necesidades. Si es un problema el que queremos atacar, debemos centrarnos en él, pues si el resto de las funciones de la piel se encuentra equilibrado, debemos dejar que nuestro organismo siga haciendo su trabajo.   
Si el problema son las manchas, buscar productos con propiedades aclaradoras, unificadoras del tono o despigmentantes; si de arrugas hablamos, productos tensores, concentraciones hidratantes y con ingredientes como colágeno y elastina serán los ideales.Edad. La edad es un factor de suma importancia para comenzar a usar productos anti-edad; lo recomendado es iniciar alrededor de los 25 años, pero esto no significa que a mitad de los 20s comenzarán las arrugas o que tendremos que comprar todos los productos anti-envejecimiento del mercado; esta edad se pauta como una media poblacional donde se nota un cambio o deceso de los procesos metabólicos, muchos de ellos relacionados con la piel.  
Esta edad es perfecta para iniciar con tratamientos preventivos, palabra muy importante, pues así como pasa con las personas adictas al café, que si un día no le proporcionan cafeína a su cuerpo, no rinden, lo mismo pasará si comenzamos aplicando productos diseñados para edades más avanzadas, a temprana edad; nuestro organismo se acostumbrará a que le aportaremos de forma tópica, sustancias que debería estar produciendo, por lo tanto dejará de sintetizarlas.
Esto es muy importante recalcar, pues todos los productos anti-edad pasan por laboratorio y  están específicamente elaborados para cumplir las necesidades de distintas porciones de la población; siempre conocer las edades para las cuales fue creado el producto, las cuales se encontrarán en la etiqueta del mismo, o simplemente preguntar al asesor de venta.

No Comments

Post A Comment