¿Qué provoca el acné? - Dérmacy
piel; farmacia; dermatológica; salud
15789
post-template-default,single,single-post,postid-15789,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Qué provoca el acné?

¿Qué provoca el acné?

Creo que todos conocemos a alguien que padece acné, o incluso puede tratarse de nosotros mismos, pero, ¿Sabemos realmente qué es el acné?

Por definición, el acné es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas y la aparición de espinillas y granos, en especial en la cara y la espalda. Pero, ¿Qué significa esto?

Te explicaremos un poco más a fondo qué es, qué lo causa y qué podría estarlo provocando.

Si buscamos el causante de raíz, lo encontramos en una bacteria llamada cutibacterium acnes, anteriormente llamado propionibacterium acnes, el cual es un microorganismo que se encuentra naturalmente en la piel de todas las personas, pero que se potencia o agrava con algunos productos o condiciones, e incluso, que hay personas con más predisposición a contraer el tan molesto acné.

FACTORES INTERNOS.

Genética. Simple, si nuestros padres tuvieron acné, es muy probable que nosotros tengamos que tolerarlo también, esto se debe a que hay muchísima información en nuestros genes, desde el color de nuestra piel y ojos, nuestra estatura y voz, hasta las enfermedades que será más posible que contraigas, como el cáncer, diabetes e incluso, sí, el acné.

Edad. Todos sabemos que la adolescencia no es la etapa más divertida de nuestra vida, y a ello hay que sumarle el mar de hormonas que se desatan a esta edad, las cuales servirán para que des un salto en tu crecimiento; los chicos crecerán de altura descontroladamente y su voz se engrosará, mientras que las chicas se ensancharán de las caderas y crecerán busto. Todo esto es para prepararnos para entrar a una etapa reproductiva, y debido a que nuestro cuerpo no se encuentra acostumbrado a tantas hormonas al mismo tiempo, comienzan a ocurrir procesos poco deseados,  muchos de los cuales se manifestarán a través de la piel, como la excesiva sudoración o secreción sebácea (mucha grasa en rostro, pecho y espalda), y, por supuesto el acné; los comedones, o granitos, como les llamamos comúnmente, se producen debido a que la glándula sebácea, encargada de producir el sebo para lubricar nuestra piel, se inflama y comienza a producir más sebo del que puede desechar, por lo que el poro, es decir, la salida del sebo, se taponea, y la glándula al trabajar independientemente, sigue produciendo sebo, y se inflama al punto de crear los tan conocidos granos.

Sexo. Así es caballeros, lamentablemente el hecho de ser hombre te predispone a tener acné con mayor probabilidad y severidad. Esto se debe a que el acné se ve más afectado por las hormonas masculinas (andrógenos), y si bien, ambos sexos tenemos tanto hormonas masculinas como femeninas, es obvio que cada grupo tendrá en mayor cantidad las hormonas que le corresponden, además, los hombres son más propensos a secretar más sebo que las mujeres, sumándose al problema hormonal. Si eres mujer y tienes problemas comunes en los hombres, como el acné severo o vello en algunas áreas que no te corresponden, como barba o pecho, consulta con tu médico.

FACTORES EXTERNOS.

Clima. Los ambientes calurosos son factores que favorecen al acné, ya que tanto las bacterias como la del acné tienden a proliferar con mayor facilidad en temperaturas altas. Asimismo, en verano sudamos y secretamos sebo con mayor facilidad que en invierno, por lo cual habrá mayor cantidad de grasa y temperaturas favorables para la bacteria. (la bacteria del acné, al igual que muchas otras bacterias y hongos, se adhieren y reproducen muy fácilmente en sustancias grasas).

Cosméticos. Se le llama cosmético a cualquier producto que sirva para limpiar, perfumar, cuidar o embellecer piel (sobre todo), pelo y uñas, por lo que podemos deducir que no nos referimos únicamente a las “pinturitas”, sino que todos utilizamos cosméticos de higiene, como lo son el jabón, shampoo (champú) y crema.
Los cosméticos que pueden afectar nuestra piel con mayor facilidad son aquellos que sean a base de, o contengan aceites y siliconas.                
Los aceites ayudarán a aportar elemento graso para la fácil proliferación de la bacteria del acné, por lo que debemos buscar productos que sean oil-free (libre de aceites). 
Por otro lado, las siliconas funcionarán como tapón para nuestros poros. Estas se encuentran sobre todo en productos para el rostro, como las bases, y sobre todo, las prebases o primers, pues lo que buscan estos productos es crear una apariencia uniforme en la piel, por lo que tienden a taponear los poros para poder lograr esto.  Hay que tener mucho cuidado con estos productos, porque si bien son excelentes para ocasiones especiales, y no hay tanto problema si se usan poco, si se abusa de ellos y no se retiran bien, pueden contribuir a que contraigamos acné, o agravemos el ya existente.

Hábitos. Por último, puede que haya un par de cosas que estemos haciendo, que ni siquiera liguemos con la salud de nuestra piel, pero, recuerda que todo cuenta.

Tocarnos la cara, no usar protector solar, o usar uno muy pesado, bañarnos con agua caliente, dormir siempre del mismo lado, no lavar la ropa de cama, e incluso el contacto con otras personas, sobre todo si estas tienen acné, pueden afectar.

Afortunadamente, ya existen en el mercado muchísimos productos para tratar el acné, pero debes saber elegir, pues en muchas ocasiones se nombran productos destinados para pieles con acné, aún cuando no cuentan con activos para tratar esta alteración. Recuerda que lo barato sale caro. Los dermatólogos y farmacias dermatológicas siempre serán la mejor opción.

No Comments

Post A Comment